¿Cómo organizar una presentación?

Te aconsejamos estos puntos claves. Defínelos antes de empezar una presentación. Si no tienes tiempo de anotarlos en un papel, haz las preguntas en tu mente.

11.10.17
¿Cómo organizar una presentación?

Te aconsejamos estos puntos claves. Defínelos antes de empezar una presentación. Si no tienes tiempo de anotarlos en un papel, haz las preguntas en tu mente. Cuando arranques sabrás cual es la dirección de tu discurso.

Objetivo comunicativo
Es el primer punto de nuestra estrategia. ¿Qué es lo que queremos conseguir del público? No es pararse al frente a hablar por hablar. Debe haber una intención y unas metas claras.

Ejemplo de un objetivo comunicativo: lograr la comprensión de los problemas de la economía latinoamericana.

Objetivos secundarios
Pueden existir metas subsiguientes, objetivos que vamos a conseguir después de lograr el objetivo principal.

Ejemplo de objetivo secundario: Despertar la creatividad para solucionar los problemas de la economía latinoamericana.

Tema de la presentación
¿De qué vamos a hablar? La materia de nuestro discurso. Es importante tener claro "sobre qué" estamos hablando.

Ejemplo de tema : las economías latinoamericanas.

Mensaje Principal
Es lo que queremos que el público reciba, entienda y reaccione. La idea con que saldrán cuando termine la presentación.

Ejemplo: las economías latinoamericanas están marcadas por las mismas características.

Mensajes Secundarios
Conseguido el primer mensaje, podemos enviar una segunda idea.

Ejemplo: Identificar oportunidades de innovación para mejorar el estado de las economías.

Recomendamos no memorizar cada parte del discurso, sino concentrarnos en organizarlo y entenderlo internamente. Así podremos jugar con los elementos libremente sin temor a olvidarnos de la línea y la palabra exacta que tenemos que decir.

Pero sí es importante aprender de memoria la frase de entrada y la de salida. Son los clicks que nos harán conectarnos con el tema y recordar como terminar la presentación.

Selecciona la primera frase para abrir y la última para cerrar el discurso. Apréndelas de memoria. Le llamamos el pie de entrada y el pie de salida.

Pie de entrada
Puede buscar contextualizar al público, aterrizarlo en el tema que vamos a tratar, comunicar nuestra intención. También puedes comenzar con una historia o un hecho impactante para luego entrar en el tema.

En este ejemplo la entrada expresa claramente el tema del discurso: "Para comenzar: Quiero abordar hoy el tema del perdón falso y el perdón efectivo..."

Pie de salida
Es la frase con que cerrarás el discurso. Pueden ser:
  • Un resumen de toda la explicación
  • Una invitación a una acción como en el caso de los pitch o los discursos persuasivos
  • Una conclusión de la argumentación
  • La expresión del mensaje principal del discurso
Ejemplo de un pie de salida "Para finalizar, mi mensaje es que para perdonar hay que entender por qué se cometió un error..."

Recuerda tener una estrategia y una organización clara. En otros artículos hablaremos de los demás elementos que entran en juego, como el tiempo, el espacio, el público y muy importante: la concentración interna.

Comparte con tus amigos
0
0
0
Comparte con tus amigos

Los más leídos

Encuentra aquí nuestros artículos y consejos más leídos.

Contáctanos ahora

Pide ahora una clase sin costo llamándonos al
320 896 6816
y descubre cómo puedes perder el miedo escénico y hablar en público de manera efectiva, fluida e inteligente.

Testimonios

Tú también puedes perder el miedo escénico o pánico escénico y lograr comunicarte de manera efectiva, fluida e inteligente.
+1,400 casos de éxito.
Angélica - Empresaria
Yo entre esperando mejorar mis habilidades comunicativas para el trabajo. Pero luego reconocí como la comunicación en verdad permea todas las áreas de la vida, entonces pude aplicar lo aprendido en diferentes contextos con muy buenos resultados. Este es un curso que todo el mundo debería tomar, a todos les seria útil.
Angélica - Empresaria