Consejos para preparar una exposición oral perfecta

10.05.18
Preparación para exposición Oral

Aunque tomar un Curso para hablar en público es el método más efectivo para preparar cualquier exposición importante en la universidad, o ante tus jefes; con una buena preparación previa, ojalá enfatizada en algunos consejos que te vamos a proveer en esta nota, será más que suficiente. Sin embargo, y a modo de paréntesis, si tienes falencias constantes para llevar a cabo esta clase de presentaciones, al punto de que experimentas síntomas de miedo escénico, tal vez el mencionado curso sí sea una opción para ti. Dicho esto, los consejos mencionados son:

  • Establece contacto con tus interlocutores. Esto lo haces desde dos vías. Una, es establecer contacto visual con quienes te oyen, para que se sientan involucrados. Pero la otra, es preparar charlas pensadas según las necesidades, conocimientos, desafíos e intereses de tus interlocutores. Si hablas de física cuántica a un auditorio de aspirantes a cocineros, los perderás en los primeros minutos porque ni te entenderán, ni considerarán relevante tu alocución.
  • No aparentes. No necesitas dar la impresión de que sabes mucho, para ganar la atención de tu audiencia. Si lo haces indiscriminadamente, puedes divagar en tu discurso, perdiendo su norte y aburriendo a tus interlocutores con datos innecesarios. Ve al grano, con presentaciones concisas, las cuales lleven, ojalá, a largas sesiones de preguntas, para que haya un diálogo en que todos aprendan algo. Si no sabes algo, no improvises, sólo reconócelo.
  • Ve paso a paso. Abarca cada uno de los puntos de tu exposición, con calma y ejemplos claros. No pienses en dar un grandioso cierre, cuando estás enumerando recién el primero de cinco enunciados. Si te adelantas y atrasas permanentemente, a lo largo de tu exposición, podrás perder a tu audiencia.
  • Deja una serie de puntos claves, para que permanezcan con el tiempo en tu audiencia. La concentración y la memoria de los seres humanos, ante una conferencia, suele fallar, de tal modo que solo recordarán un pequeño porcentaje de lo que expongas. Por eso, divide tu discurso de tal modo que, si van a recordar algo de él con el tiempo, lo que venga a sus mentes sea los tres o cuatro puntos clave del mismo.
  • Sigue un hilo lógico al hablar. Cuenta tu discurso con los elementos básicos de una historia; es decir, establece unas condiciones y escenario al inicio, luego procede a la historia central y cierra con el mensaje que quieres que tu audiencia recuerde y aplique.
  • Sé tú mismo. No vayas más allá de tus límites. Si eres gracioso, usa eso. Si tienes muchas anécdotas, úsalas. Pero no trates de ser metódico, por ejemplo, si tu mayor característica de oratoria es el humor. Conéctate contigo mismo, para que otros también lo hagan. Tu audiencia descubrirá y reaccionará negativamente si tú no tienes claro el estilo en que quieres transmitir tu mensaje. Acláralo, siendo tú mismo y usando tus propios recursos.
  • Mide tu presentación. La práctica hace al maestro. Repite tu presentación una y otra vez en casa, frente al espejo, para dominar tu discurso, identificar y corregir sus falencias, hallar posibles preguntas y medir tiempos. Presentaciones muy largas aburrirán a sus interlocutores.
  • Aprovecha las ayudas visuales, pero no abuses. Necesitas moderación y eficacia. No uses una serie de gráficas o textos para leerlos indiscriminadamente, aumentando significativamente el tiempo de tu exposición. Trabaja con estas ayudas, interprétalas, pero no te dediques a leerlas en público. Todos podrían hacerlo, sin necesidad de que tú expongas.
  • Revisa tus presentaciones pasadas. Ver videos y escuchar audios de tus exposiciones anteriores te ayudará a detectar errores, falencias, muletillas, divagaciones y áreas a trabajar en tu oratoria. Si bien este método no es tan efectivo como un Curso para hablar en público, si resultará muy útil para mejorar con el paso del tiempo, el ensayo y el error.

Si aplicas estos consejos, puede que tus presentaciones logren la efectividad que deseas. Sin embargo, llevarlos a cabo no significa que necesariamente vayas a brillar en medio de un escenario. Eso depende de varias condiciones internas, así como de las respuestas de tu audiencia. Por eso, si quieres tener cada vez más herramientas para manejar estas diversas condiciones y lograr los objetivos de la mejor manera, te invitamos a visitar nuestra sección Curso hablar en público en Bogotá . ¡Amplía tu abanico de posibilidades con ayuda experta!

Comparte con tus amigos
0
0
0
Comparte con tus amigos

Los más leídos

Encuentra aquí nuestros artículos y consejos más leídos.

Contáctanos

Pide una clase sin costo llamándonos al
320 896 6816
Descubre cómo te podemos ayudar a perder el miedo escénico y hablar en público de manera efectiva, fluida e inteligente.

Testimonios

Tú también puedes perder el miedo escénico o pánico escénico y lograr comunicarte de manera efectiva, fluida e inteligente.
+1,400 casos de éxito.
Albeiro - Especialista en Marketing Digital
He aprendido que al reconocer nuestras habilidades, vencer nuestros temores, de aceptarnos y aceptar a los demás, es posible crear una comunicación real, fluida y sincera.
Albeiro - Especialista en Marketing Digital